domingo, 2 de abril de 2017

Estágio em Lisboa


Después de unas cuantas horas de viaje llegamos por fin a Lisboa cansados y sin vivienda aún, para colmo de males, además lloviendo a cantaros... nada que ver con lo que nos depararía finalmente nuestra aventura dado que en los siguientes dos meses y medio apenas vimos una sola gota de lluvia.
Los nervios en esos primeros dias fueron bastantes por si no conseguiamos una vivienda cerca del trabajo o de los transportes frecuentes, dudas sobre lo que nos ibamos a encontrar en la empresa y si nuestro nivel sería lo suficientemente bueno para agradar a nuestros tutores. Creo que esto es absolutamente normal cuando te plantas en otro pais de un dia para otro pero, mirándolo en retrospectiva, la verdad es que no debería de hacer que nadie se pierda esta magnífica experiencia porque vale la pena de verdad. Vais a aprender sobre informática, cierto, pero lo mejor de todo sin duda alguna es la experiencia de conocer otra cultura, hacer turismo, nuevos amigos e incluso valorar vuestras propias capacidades como personas independientes para desenvolverse en un entorno que dista mucho de estar en la zona habitual de confort que nos rodea en el dia a dia. Aún así a poco que uno se esfuerza, consiguen romperse todas las barreras que nos habíamos imaginado y en poco tiempo descubrireis la maravillosa empatía que tienen los portugueses con nosotros los gallegos, e incluso un sinfín de similitudes en caracter, tradiciones, etc. que harán las delicias de más de uno al sentirse como en casa durante este periodo.

Sem comentários:

Publicar um comentário